(RNHS) Prólogo (V2)

Coverinside

Prólogo (V2)

Sus respectivas opiniones

Pocos días después de que el debut de Zenjirou en la alta sociedad fuese decidido. Octavia regresó a la residencia de los Márquez, en la capital muy cerca del palacio, después de mucho tiempo.


El edificio fue construido en abundancia con mármol blanco y una gran cantidad de arcos, donde incluso un aficionado podía contar a primera vista que se construyó de manera contemporánea al palacio.


La residencia principal se encuentra muy cerca del palacio y existía al mismo tiempo que el palacio. Por supuesto que no pertenecía a ningún noble.


Se podría decir que esta misma residencia esta representado directamente al pie de la Familia Márquez dentro del reino.


“Por favor, detener el carro aquí. Deseo caminar un poco”.


Octavia había pasado por la puerta de la residencia en un carruaje de dos caballos y llamó a los asistentes sobre los asientos del conductor desde el interior.


“Muy bien”.


El conductor de mediana edad, también la guardia, respondieron cortante con eso, entonces tranquilamente detuvo el carro de manera acostumbrada.


“Por favor, sea cuidadosa, Octavia-sama”


“Gracias. Ten cuidado también”.


Octavia se bajó del carro, tomando la mano de una joven dama de espera.


Actualmente era la temporada más calurosa del año. Octavia inconscientemente entrecerró los ojos cuando la luz solar comenzó a agredir su vista, pero la temperatura dentro de la puerta era cinco grados más baja que en el exterior.


Depósitos de agua artificiales estaban situadas por todo el jardín y los árboles fueron plantados para que una brisa soplara sobre la superficie del agua hacia la residencia.


Un residente del Japón moderno a un lado, el calor no era insoportable para Octavia, que había nacido y crecido en la Carpa Unido.


Daba por sentado que estaba rodeada por todas partes por los guardias con lanzas cortas y acompañada de una dama de espera mientras ella caminaba en silencio el corto camino desde la puerta de la entrada principal de la residencia.


El camino estaba hecha de piedra de color rojo parduzco pavimentación de reflejar la luz, flanqueado a ambos lados por los árboles de los países del sur con flores de colores brillantes. Las grandes flores eran de color amarillo y rojo, dando las impresiones de un hibisco.
[NT: Tipo de flor, es como la típica flor de Hawai]


La Carpa Unido tuvo una multiplicidad de colores brillantes, no sólo limitado a la naturaleza.


La ropa que Octavia llevaba ahora, eran de un azul brillante y luminoso. Este armario tradicional de la Carpa Unido tenía un diseño tranquilo, casi no revelaba ninguna línea de l cuerpo, pero en el Japón moderno, este tono de color seguramente sería considerado como ‘magnífico’. Al menos ninguna mujer japonesa casada en sus veinte años como Octavia usaría estos en una base diaria.


En poco tiempo, Octavia llegó a la entrada principal de la residencia y la gran doble puerta se abrió hacia dentro.


Un hombre elegante de unos cuarenta años se puso de pie más allá de la puerta, que se abrió por dos hombres musculosos.


“Bienvenido a casa, Octavia-sama”.


El mayordomo de edad la saludó con una voz tranquila como siempre; por lo que la joven esposa del conde respondió con una sonrisa.


“Es bueno estar en casa, Serlio. ¿Mi habitación esta como siempre?”.


“Sí, y el maestro está a la espera en el segundo piso”.


El fiel mayordomo asintió a las palabras de la señora.


“Veo. Entonces, por favor dile que voy a llegar tan pronto como me halla cambiado cambiado”.


“Sí, muy bien”.


“Gracias”.


Octavia sonrió suavemente como para darle las gracias por su respetuosa reverencia, y luego desapareció en la residencia con pasos ligeros y su doncella de espera en el remolque.

Aproximadamente media hora más tarde. Octavia se reunió cara a cara con su marido, el conde Manuel Márquez, en una habitación de la residencia por primera vez en un mes y medio.

“Bienvenida de nuevo, Octavia”.

El conde Márquez se levantó del sofá, que mostró las huellas del envejecimiento, abrió los brazos y saludó a su segunda esposa que era más que treinta años más joven que él.


Él era un noble de mediana edad con un físico corpulento.


¿Probablemente poseia unos cincuenta años?


Como él no era uno de los más altos, hay apenas habría ninguna diferencia entre él y Zenjirou, que era 1,72m de altura, si fueran a estar uno junto al otro. Su estómago estaba en forma para su edad, pero desde su cabeza de pelo muy corto y la barba bien cuidada sufrieron un color negro brillante, que parecía un par de años más joven que su edad real.


“Ha sido un tiempo, querido”.


Octavia mostró a su marido una sonrisa austera y luego aceptó su abrazo.


“… ..”.


“… ..”.


Después de que el marido corpulento y la mujer esbelta se abrazaron durante un tiempo, se sentaron enfrente del otro en los asientos en la esquina de la habitación.


El sol que entra por las ventanas era tan caliente como siempre, pero las zanjas de agua fueron construidas bajo las ventanas, por lo que la brisa que entra en la habitación era sorprendentemente refrescante.


El conde Márquez tomaba el té frío servido por una dama de espera por su garganta, y luego comenzó a hablar con una cara un poco seria.


“Lo has hecho bien, Octavia. Siento haber empujado esa petición repentina en ti”.


“No, es bastante honor para mí servir a una persona tan respetable como profesora”.


“Correcto. Siempre has sido así”.


El conde Márquez no pudo evitar hacer una sonrisa irónica a la respuesta de su esposa, que no tenía una sola pizca de mala intención, como siempre.


En general, las mujeres en la sociedad más alta eran muy hábiles en ocultar sus expresiones y palabras, incluso en este mundo, pero su segunda esposa joven y fue una de las pocas excepciones.


El conde seguramente pudo obtener una desconfianza grave de las mujeres si toda la conducta que ella estaba mostrando era un acto.


“Entonces, ¿qué tal Zenjirou-sama? Déjame oír tu opinión honesta”.


La señora Octavia francamente respondió a la pregunta de su marido con un tono elocuente.


“Sí, él parece ser una persona muy agradable con un fuerte deseo de aprender. Creo que se puede confiar en el”.


“Mhm, veo”.


El conde Márquez se mantuvo asintiendo con la cabeza mientras escucha a su esposa hablando del príncipe consorte durante un tiempo.


Aparte de evaluación de ‘demasiado bien’, su juicio de la gente se podía confiar en la mayor parte del tiempo. Cuando él exageró los puntos malos de diez veces y se deducirán los puntos positivos de una décima en base a lo que ella le dijo, entonces él podía imaginar el carácter de la persona, más o menos.


Así el conde Márquez hizo su propia interpretación de las palabras de Octavia, que retrataron el hombre llamado Zenjirou como “ingenuamente indulgente con sus subordinados” y “lo suficientemente sabio para entender su propia posición” con “no hay virtudes varoniles como la ambición o la aspiración”.


Para ser honesto, no es realmente el tipo de persona conveniente para ganar un punto de apoyo en la familia real.


Era difícil involucrar a una persona conservadora y racional, sin ambición, en una conspiración.


Dicho esto, Zenjirou en realidad era el único varón en la familia real. Una existencia demasiado preciosa para ignorar sólo porque era difícil meterse con él.


Después de meditar durante algún tiempo, el conde Márquez francamente pidió la opinión de su esposa.


“Octavia, ¿qué tipo de mujer se elegiría si tuviera que asignar a una concubina a Zenjirou-sama?”.


Octavia, también, era una clase alta de cuna noble. Sin embargo, la joven abrió mucho los ojos de vez en sorprendida como ella no estaba acostumbrada a este tipo de tema, a continuación, mostró un poco de una sonrisa irónica y negó con la cabeza.


“Yo … no quiero que me asigne a nadie por un tiempo. Aunque yo sólo vi a Su Alteza y a Zenjirou-sama juntos un puñado de veces, parece que su relación es más íntima de lo que he escuchado de las criadas de espera que trabajan en el palacio interior o de la propia conducta diaria de Zenjirou-sama. Incluso si una concubina fuese a parar en el palacio interior ahora, se sentiría fuera de lugar”.


Era raro decir que una concubina ordinaria tuvo una posición más baja y abrumadora que la esposa legal. E incluso mucho menos en la pareja actual de la ‘reina’, ‘príncipe consorte’ y ‘concubina’ en lugar de ‘rey’, ‘reina consorte’ y ‘concubina’.


La diferencia en la tabla de posiciones sociales entre la esposa legal y una concubina ya era grande para empezar, pero una ‘concubina’ nunca estaría a la altura de una ‘reina’.


Normalmente, una concubina era a menudo de menor natalidad y menor prestigio que la esposa legal, por lo que el afecto del rey era el único punto en el que podía ganar en contra de la esposa legal.


Y en cuanto al afecto, una concubina asignada sólo sufren un destino cruel si la relación entre Zenjirou y Doña Aura era realmente tan insuperable.


“Hmm, ¿es así? …”.


“Sí”.


El conde Márquez inclinó la cabeza en la contemplación ya que todavía no podía asentir con las palabras sinceras de su esposa.


Él era de ningún modo estúpido u obstinados, sino como un hombre de la Carpa Unido, sólo tenía una visión muy estereotipada sobre las cosas.


En el cumplimiento de sus valores, le resultó un tanto difícil imaginar que había un hombre, que podría amar a la ‘reina Aura’ hasta tal punto.


La mujer ideal para un hombre del Carpa Unido era más o menos una mujer como su segunda esposa sentada frente a él.


A saber una mujer, que en silencio siguió a su hombre con respeto, sin hablar de la raya. Ese fue el criterio para una ‘buena mujer’.


‘Sabiduría’ se deseaba, pero no la ‘inteligencia’. ‘Trabajador’ fue considerado como una virtud, pero ‘asertividad’ como una inmoralidad.


A los ojos del conde Márquez, el humano llamado Aura Carpa era un ‘virago demasiado bueno para ser una mujer’, pero no es muy atractivo como una mujer soltera. Por supuesto esa impresión reconoció que Aura era una belleza con un cuerpo atractivo.
El conde Márquez preguntó de nuevo, como para asegurarse.


“¿Estás diciendo que Zenjirou-sama ama a Su Alteza Aura con todo su corazón?”.


La opinión de la señora Octavia no vaciló en la reconfirmación de su marido y ella respondió con claridad.


“Sí, sin duda. En vista de que carece de la ambición y el deseo de poder, me volvería a ir tan lejos como para decir que la única razón por la que abandonó su propio mundo para venir aquí, era su amor por Su Alteza”.


Para ser precisos, Zenjirou tenía dos razones para aceptar el matrimonio con Aura. Uno de ellos era su amor por ella, el otro era su deseo de abandonar la compañía de ese tipo, que explotaban a sus trabajadores. Pero sólo Zenjirou mismo lo sabía.


De todos modos, el conde Márquez sólo podía aceptar él calculó mal sobre el tipo de mujer que le gusta a Zenjirou.


La Carpa Unido era un gran país que gobernaba sobre la parte occidental del continente austral, pero Aura fue la única de su especie. O por lo menos, el conde no sabía de ninguna otra persona. Por lo tanto, era imposible para él ganarse el favor de Zenjirou a través del enfoque más típico de enviar a una mujer de su agrado al palacio interior.


Él quedó absorto en sus pensamientos con un rostro serio durante un tiempo.


“Hmm … En ese caso, sería mejor tomar el enfoque de apoyar a su relación por el momento”.


La conclusión a la que llegó finalmente fue bastante defensiva.


La familia Márquez ya era una distinguida familia con un montón de influencia en la política actual. Era una especie de instinto de clase alta noble para hacer intrigas como para ampliar su esfera de influencia o la prosperidad de la familia, pero su posición no era una donde podía hacer apestas arriesgadas sin esperar consecuencias graves.


Si la relación entre la Reina y su esposo era tan buena, podría ser mejor para él para ganar constantemente el favor de la Reina por el apoyo a su relación íntima por el momento.


Como cuestión de hecho, el nacimiento de un niño entre la Reina y su marido toma prioridad sobre la difusión de la sangre real por los medios de concubinas para el marido, desde el punto de vista de una figura importante para apoyar el reino.


“Sí, creo que sera la mejor opción por ahora”.


Octavia sonrió feliz desde el fondo de su corazón y asintió con la cabeza a la deducción de su marido.


Sabía, también, que los matrimonios de los nobles y realeza priorizaron la preservación de la línea de sangre o lazos entre las familias sobre el amor de las partes involucradas.


Pero en un nivel emocional, ella quería una pareja amorosa para construir una familia feliz y sin ningún obstáculo, incluso a la luz de esa realidad.


El conde Márquez podía leer perfectamente el pensamiento de su amada esposa de su brillante sonrisa, mostró un poco de una sonrisa irónica y murmuró.


“Sin embargo, yo no lo entiendo gusto de Zenjirou-sama en las mujeres …”.

Esa declaración provino del fondo de su corazón

* * *


Por la misma época, la reina Aura visitó el campo de entrenamiento del ejército real fuera de la capital, hacía mucho que no venía a estas instalaciones.


La vegetación en la parte occidental del continente sur era famoso por su anormal crecimiento rápido y la maleza invadió los campos justo después de que se habían tendido, pero miles de personas armadas y cientos de dragones rapaces estaban corriendo alrededor en este campo de entrenamiento.


Nada de trabajo por parte de los que limpian la maleza se hizo aquí, sin embargo, un paisaje de llanura de tierra roja se extendía hasta donde alcanzaba la vista.


Hoy en día, los ‘
Knights of Dragon Archery‘, es la unidad de élite entre el ejército y fueron ocupando el campo de entrenamiento.


Una especie de reptil gigante llamado el dragón rapaz era el animal más popular para montar aquí en el sur del continente.


En comparación con los ‘caballos’ que se utiliza en el continente norte, el dragón rapaz fue más lento, pero que era el doble de grande y su poder y resistencia eran incomparables. Su poder era aún de tres a cinco veces al realizar una comparación entre ellos y los grandes caballos que se utilizaban en los ejércitos de los distintos países del continente norte.


Como poiquilotermos, tuvieron la debilidad fatal de ser menos activos en cuanto la temperatura cayó por debajo de un cierto punto, pero esa debilidad rara vez fue un problema aquí en el sur del continente.

Acompañado por el general Puyol Guillén, Aura dejó que sus ojos se perdiesen.


Ella actualmente llevaba un uniforme militar. Su atuendo era principalmente rojo, el color que representa a la familia real, y tenía motivos dorados bordados en las mangas y el cuello, pero es promovida principalmente por la movilidad y la capacidad de recuperación.


Pero incluso este uniforme ‘fuera de moda’ desprendía una impresión totalmente diferente cuando Aura lo llevaba.


Aura de pechos voluminosos y un amplio fondo ni siquiera podía estar oculto por la espesa tela del uniforme. Por no hablar de la cintura, que se aprieta el cinturón grueso, una necesidad para la espada a su lado.


Su cintura relativamente estrecha terminó haciendo hincapié en el volumen de sus pechos y el fondo.


Si Zenjirou estuviera aquí, seguramente sería feliz con esta ‘fiesta para los ojos’.


Huelga decir que el ojo de los caballeros del reino nunca soslayo a la Reina durante una maniobra.


Un profundo silencio superponer el campo de entrenamiento.


“… ..”.


Ese mismo silencio habló de la alta disciplina de los caballeros. Sería una cosa por si se aplicara sólo en los seres humanos, pero cada caballero antes que ella fue montado en un dragón rapaz.


No era cosa fácil montar sobre un dragón raptorial, evitar que relinchen con entusiasmo y que no rompan la formación.


Mientras ella estaba satisfecha con el resultado, Aura asintió una vez, luego suavemente agrieto el corto látigo en la mano derecha en la mano izquierda y le dio una orden.


“Empiecen”.


“Aye-aye. ¡Comienza la maniobra!”.


El general Puyol, de pie junto a Aura, transmitió su orden a los caballeros a gran voz igualando su imponente estatura.


“¡HOO!”.


Los caballeros levantaron una voz como un bramido, y luego espoleó sus dragones rapaces con sus látigos, listo para mostrar los resultados de su entrenamiento diario.

Luego se muestran enérgicamente el fruto de su práctica frente a la Reina y el general.


Algunos acusados por delante con una larga lanza en la mano. Algunos hábilmente se apresuraron a través de un camino de obstáculos con barro y caído sobre los árboles en sus dragones rapaces. Algunos lanzaron flechas contra objetivos distantes mientras que todavía montados en el dragón rapaz, mostrando el tiro con arco un dragón prominente.


Aura no tenía ni la mas mínima preocupación de que su cabello se ensuciase y llamo al general Puyol a su lado.


“Muy formidable. Estoy impresionada, les has entrenado tan bien”.


El ambicioso en general bajó la cabeza con fidelidad en la evaluación de la Reina.


“Si, gracias. En la actualidad, finalmente superó la marca de 80% de la fuerza requerida. Este año, más tardar el próximo año, vamos a tener el conteo propuesto de caballeros montado”.


“Reposición de hasta un 80% en cinco años, eh. Bien hecho, general”.


Aura elogió abiertamente al general Puyol en una rara ocasión. De hecho, sus logros fueron bastante admirables.


Habían pasado los caballeros, el pilar principal del ejército, que tomaron el mayor daño en la gran guerra anterior.


Se necesitaba una inmensa cantidad de dinero y tiempo para reponer las tropas de caballeros. Ellos tenían que criar y entrenar a los dragones rapaces y, al mismo tiempo, sus jinetes tuvieron que ser educados, también.


Fue sin duda un hecho meritorio para reponer la cuenta original en el plazo de cinco a seis años. Dicho esto, las tropas se reponen solamente consistiendo de caballeros jóvenes sin ningún tipo de experiencia de combate real. Incluso si las tropas estaban completas de nuevo, ni siquiera se acercan a la capacidad de combate antes de la guerra.


El general Puyol mantuvo su expresión sombría, incluso mientras la Reina lo elogió, y respondió con un movimiento de cabeza.


“Por favor, dirija estas palabras a los criadores de los establos de dragón. Este logro se debe principalmente gracias a ellos”.


Puyol Guillén, conocido por su ambición en la corte real, era un buen comandante, que cuidaba de sus hombres sobre el terreno de batalla.


“Tienes razón. Lo haré”.


Aura honestamente consintió argumento sólido del general Puyol.


Los dragones rapaces fueron criados como animales de montar y su mayor inferioridad a los caballos eran su vida útil.


Un caballo tuvo una vida media de entre veinte y treinta años. En comparación, la vida útil de un dragón rapaz fue de alrededor de cincuenta años. Una larga vida prolonga el despliegue en la batalla, pero al mismo tiempo, también prolonga el tiempo de un dragón raptorial necesario para estar listo para la batalla después del nacimiento.


Mientras que un caballo técnicamente podría ser utilizado como un caballo de guerra de cuatro o cinco años después de su nacimiento, el dragón raptorial necesitaba por lo menos diez años.


En otras palabras, los dragones rapaces asignados al ejército en los últimos cinco años ya estaban alrededor de la edad de cinco a diez en el final de la guerra. O para decirlo de otra manera, todos ellos habían ‘nacido de sus huevos durante la guerra’.


Había sido un esfuerzo extraordinario por parte de los criadores, ya que lograron recaudar y alimentar a los dragones, que comían más que los caballos, durante la guerra en curso, en el que el presupuesto se había reducido drásticamente, sin ninguna baja.


De todos modos, la reposición de las tropas de caballeros, la columna vertebral del ejército, fue una muy buena noticia para Aura.


“Ahora que lo pienso en ello, parece que vamos a ser capaces de aumentar el presupuesto militar un poco el año que viene. Voy a hacerle saber el número exacto después, así que planee cómo utilizarlo”.


El presupuesto extra para el militar no fue por casualidad. Zenjirou había revelado la evasión fiscal de los señores feudales con su nuevo cálculo.


Como resultado de un amplio debate con los señores feudales en los últimos días, Aura logró aumentar el presupuesto nacional en una medida razonable y decretó que la mayoría de los que iba a ser aportado al presupuesto militar.


img001.png


Originalmente, los señores feudales habían reservado ese dinero para su propio ejército. Sería simplemente como resultado una disminución de la fuerza militar nacional si esa cantidad de dinero se usara para otra cosa que el presupuesto militar.


Ahora mantuvieron una postura conciliadora con los países limítrofes, pero la situación no era tan tranquila como para girar hacia el desarme.


El general Puyol sonrió por primera vez hoy de escuchar las palabras de Aura.


“Ajá, ¿es así? Muy bien. Tan pronto como los números son claros, me pongo en contacto con las figuras importantes y podremos delinear las peticiones militares “.


“Sí, hazlo”.
Aura mantuvo su mirada en la maniobra de los caballeros y respondió con una inclinación de cabeza.


“Entendido. Por suerte, la mayor parte de los altos mandos militares prominentes estarán en la capital para el banquete en dos días. Supongo que no va a tomar todo demasiado tiempo para que me entregue en un informe”.


“¿?”.


Expresión del general Puyol hizo un tic a Aura con mano derecha sostienendo el azote.


El banquete en dos días se refiere obviamente al debut de Zenjirou en la sociedad mayor.


Ella había esperado esto, por supuesto, pero este ambicioso general esta buscado activamente una conexión con el príncipe consorte.


(Oh, me pregunto cómo esto va a salir)


Su marido no tenía la más mínima ambición, mientras que el general era prácticamente una masa de ella. En una mirada parecían incompatibles como el agua y el aceite, pero la parte interesante de los humanos era que gente como ellos podrían llegar a ser los mejores amigos para siempre.


(Yo no quiero que este hombre ambicioso le de una mala influencia, aunque como su ‘esposa’ no es mi lugar para interferir con sus amistades masculinas)


Aura sólo podía permanecer al margen, pero el hecho de que ella no estaba demasiado preocupado por eso, mostró cómo había empezado a confiar en Zenjirou.


“Mi hermana pequeña está a la espera a ella también. Me gustaría mucho darle la bienvenida si Zenjirou-sama podría ahorrar algo de tiempo para ella”.


“Veo. Entonces voy a decirle a mi marido en consecuencia”.


El general Puyol muestra su ambición tan abierto como siempre; por lo que Aura respondió con estas palabras en un tono tranquilo y sin ninguna agitación.

________________________________________________________

Inicio el V2… sin entregar el PDF del V1… TODO PEDE PASAR JAJAJAJA

Avisadme de errores en los comentarios

GRACIAS

29 comentarios sobre “(RNHS) Prólogo (V2)

  1. Se que estas ocupado pero hay una novela que tienes buenas ilustraciones (no se hacer la cara zukulenta) y nadie la traduce.
    Aunque no se de que trata ya que solo vi las imagenes se llama The Student Council President’s Secret Laid Bare, quizas sea buena.
    PD: solo me gusto por las ilustraciones y la trama

    Le gusta a 1 persona

      1. Espero que no me vuelvas a desecionar como la ultima vez. Que fue con esta misma novela con poca zukulencia que cuando mejor se pone dicen ”Y al dia siguiente” xd

        Me gusta

      2. Eso espero ya que sabes que yo fui el que sugirio esta novela con la esperanza de ver momentis eroticos no solo para oirlos mascando caña mientras los oigo en la habitacion de al lado hhahaha XD

        Me gusta

  2. hola espumasario todavia no esta el pdf de volumen 2 para descargar???

    y gracias enormemente por esta novela me rei muchisimo con el volumen 1 por todas las cosas del principe consorte y a la vez me sumergi en ese mundo carnal que tienen ambos aura y zenjirou

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s